AQVA LIBERA

Hotel rural Aqua Libera. Casa romana con spa junto a Mérida

-

FILOSOFÍA


Somos Noemí y Santi, perito agrícola y arqueólogo respectivamente, y nos encanta dedicar nuestro esfuerzo y nuestra ilusión a recuperar lo mejor de la vida en época romana, aunque con todas las comodidades modernas.

Nuestro objetivo es volver a gozar de los espacios presentes en las domus altoimperiales, de su arquitectura, de su estética y de su gastronomía, todo ello fruto de siglos de experimentación y de tomar lo que más les gustaba de los pueblos conquistados (Grecia, Egipto, Cartago...), reuniéndolos para sentirnos integrados y en armonía.

Aqua Libera es un lugar que puedes disfrutar como quieras: puedes tomarlo simplemente como una casa bonita donde descansar; es también un sitio original y romántico para sorprender a tu pareja; o puedes vivirlo como uno de los pocos alojamientos dedicados a la Recreación Histórica. Nosotros intentamos ser fieles a la documentación escrita y arqueológica disponible (teniendo en cuenta que no tenemos millones de sestercios y tampoco tenemos esclavos que nos hagan todo el trabajo). La casa romana era y es un lugar para disfrutar y hoy en día, si se quiere, también puede se un sitio muy didáctico. ¡Nosotros os lo contamos todo!

En este período que nos ha tocado vivir, donde casi todo negocio se plantea para forrarse, donde la calidad suele ser escasa y el precio alto, nosotros ponemos el precio más ajustado para poder sostenernos y nuestro compromiso es que prácticamente todas las ganancias se invierten en las instalaciones y en actividades: nuevos mosaicos, fuentes, mobiliario, pinturas murales, el larario, etc., destinando la mayoría de nuestro superávit a ello.

Utilizamos biomasa (hueso de aceituna) y energía solar para calentarnos y nuestra arquitectura es totalmente bioclimática, con gruesas paredes y buenos aislantes. Si eso falla tenemos termos eléctricos en reserva y, por último, una caldera de butano por si todo lo anterior se estropea, todo para que nunca nadie se quede sin agua caliente.

En últimos cinco años el cambio ha sido espectacular: con la piscina exterior, un nuevo atrio, el restaurante, el triclinium, etc. Además incluimos unos desayunos abundantes. Sin embargo, nuestros precios prácticamente no han subido desde la fundación y son menores que en otros sitios similares.

También queremos que los más necesitados (o los más involucrados) puedan disfrutar de Aqua Libera y, para ello y de una forma lúdica, instauramos la rebaja del 50% a los que vengan vestidos de romanos. Por otro lado, junto con nuestros evergetas, reducimos también el precio a los caminantes de la Vía de la Plata.

El planteamiento clave es que destile “autenticidad” y para ello hemos utilizado materiales constructivos tradicionales: piedra, cal, arena, etc.

Estamos hablando de sensaciones y, por tanto, es algo totalmente subjetivo: unos querrán más fidelidad a lo romano, los arqueólogos puristas exigirán una planta itálica y otros lo verán pequeño, pero el objetivo es conseguir un lugar acorde con la filosofía clásica.

La belleza